Cuando tenemos invitados en casa, necesitamos una mesa grande donde poder celebrar reuniones y un montón de sillas para acomodarlos a todos, sin embargo, a los que formamos parte de familias poco numerosas, a diario una gran mesa con muchos asientos sólo nos supone un estorbo que no hace más que ocupar espacio y colapsar nuestro salón.

nuevo catalogo IKEA - mesa de cocina plegable shabby chic

La mesa plegable es una solución muy adecuada para pisos pequeños, podemos mantenerla cerrada y utilizarla como mesa para dos o como consola colocándola junto a una pared del salón con unos adormos encima, incluso podemos guardarla en otra estancia de la casa o en el trastero, cuando hay una celebración la mesa se abre y en ella se pueden sentar a comer o cenar todos nuestros invitados.

La de la siguiente foto es de Foppapedretti y añade la ventaja de que en su interior se guardan las  sillas que también son plegables, se trata de un mueble compacto, dinámico y adaptable a diferentes circunstancias, se puede guardar totalmente cerrada, utilizarla semiabierta para dos o cuatro personas o abrirla por completo, en cuyo caso puede ser utilizada por seis comensales de forma holgada.

copernico_03-576a3944a2 copernico_02-0f586e44f4 copernico_01-5c6f9a492f

Debemos buscar en una mesa plegable, además de la funcionalidad, un diseño sencillo que encaje bien en cualquier decoración, después con un poco de buen gusto a la hora de elegir la mantelería o los caminos de mesa, con una elegante disposición de la vajilla, la cuberteria y la cristalería y con algún centro de mesa o adorno a base de flores o velas, conseguiremos causar una buena impresión al más exigente de los invitados.

También te puede interesar:  Una mesita de noche fuera de lo común