A la hora de decorar no es fácil qué es lo que “queda bien” y que es lo que “no pega”. Y es que aunque hay tendencias y una serie de criterios que funcionan de manera habitual, también es verdad que los gustos de cada persona son decisivos a la hora de determinar un estilo decorativo en concreto.

En este sentido, el tema de la mezcla de estampados es algo complicado. Así como la mezcla de estilos está comprobado que da un resultado muy original y con un estilo muy a la última, sobre todo si se eligen bien los estampados para combinar, también es verdad que la mezcla de estampados no siempre funciona.

Por un lado, hay que tener en cuenta que es una idea que puede quedar mejor o peor, dependiendo siempre del ambiente en el que se ubique y de los distintos estampados que se mezclan. En ocasiones, el resultado es estupendo, como en este caso:

A pesar de que en la cama podemos ver estampados muy diferentes, lo cierto es que el conjunto es perfecto, ya que hay un toque algo bohemio, combinado con el resto de la decoración, que convierte a esta opción en todo un acierto.

Sin embargo, fíjate bien en esta otra foto.

A pesar de que se utilizan estampados en la misma gama de colores, el resultado es mucho más agobiante. ¿las razones? La habitación es más pequeña, se ha abusado mucho de la mezcla de estampados… Posiblemente, aligerando un poco los estampados, el resultado sería mucho mejor.

También te puede interesar:  5 Ideas de estilo vintage para decorar tu hogar

En conclusión, está claro que la idea es original y puede funcionar muy bien, siempre y cuando se opte por las mejores opciones para mezclar los estampados, teniendo muy en cuenta el tamaño de la habitación, el estilo del resto de la decoración… Eso sí, la idea funciona realmente bien.

Vía| Apartment Therapy