fachada de Casa Decor
fachada de Casa Decor

 

 

Bueno, pues tras un pequeño trancazo, ya he vuelto, llego un poco tarde para aquellos que ya tenéis información de CasaDecor. Sin embargo no siempre todos os habréis informado, y quiero dar mi punto de vista.

Llegue por la mañana a las 11 con una amiga con la idea de que este año serían decoraciones “adecuadas a los tiempos actuales, en función de las necesidades del mercado, marcas, participantes y visitantes.  Casa Decor a través de una casa decorada de manera tal que refleje modos de vida adaptables a todo el público de la exposición.”, según anticipaban  y con ese punto de vista fue con el que visité Casa Decor.

Lo primero que debo de decir, en cuanto a esto, es que no lo comparto, yo con un sueldo medio bajo no podría, si no fuera entrampándome con los bancos,  llevar a cabo las decoraciones que allí se presentaron.

Aunque apenas pude ver grandes extravagancias propias de estas exposiciones, sino decoraciones que podemos encontrar en cualquiera de las revistas tipo, como por ejemplo esta.

En general la visita fue rápida, las estancias decoradas, salvo algunas excepciones, y por cierto muy pocas, eran agradables en su composición, elección de colores, mobiliario y diseño.

Lo más novedoso fueron unos diseños de lámparas y mesas, que aunque su diseñador, Iván Vilches dice que no se inspiró en los ’70, parecían talmente de la época, las campanas de cocina Elica y los nuevos formatos de pintura en paredes  como la realizada en el espacio de El Corte Ingles, donde las paredes parecían mostraban una pintura que se asemejaba al decapé de un mueble de madera.

También te puede interesar:  Un pequeño ecosistema en casa

Otra de las cosas que creo que os gustará es como de una cómoda simple y sin tratar, y gracias a la creatividad podemos darle tantas imágenes diferentes en estilo, en color, en formato con los materiales empleados, unas molduras y los herrajes.

A mi me gustó, fue una mañana agradable viendo como solucionaban, los allí participantes, las decoraciones de los espacios que les correspondían.

Mur, un beso.