Microcemento para exterior: descubre la tendencia que arrasa

A la hora de revestir el suelo de la zona exterior de nuestro hogar, son muchas las opciones que nos podemos encontrar. Si hasta hace algunos años siempre se utilizaba algún tipo de baldosas, hoy en día el microcemento para exterior se ha convertido en una de las opciones más demandadas debido a su características y las muchas ventajas que ofrece.

¿Qué es el microcemento para exterior?

Microcemento para exterior: descubre la tendencia que arrasa 1

Aunque pueda parecer que se trata de un material nuevo, no es así, ya que este material se viene utilizando desde hace años pero ha sido recientemente cuando ha adquirido gran importancia. Se trata de un material que está compuesto por resinas poliméricas, áridos de grano muy pequeño y elementos cementosos.

Su aplicación se realiza de forma continua y en diversas capas. También es habitual utilizar ciertos pigmentos para conseguir diferentes acabados.

El resultado final es un suelo armonioso que es capaz de crear ambientes muy agradables, aportando un toque de modernidad a cualquier tipo de decoración.

Ventajas del microcemento para exterior

Veamos a continuación algunas de las principales ventajas que ofrece el microcemento para exteriores.

Continuidad

Se trata de un revestimiento en la que no hay unión entre diferentes piezas, sino una única extensión. De esta forma, no es necesario dejar juntas de dilatación, creando una mejor apariencia visual.

Gran resistencia al tránsito

Otra de las ventajas es que se trata de un material que ofrece una gran resistencia al tránsito. Esto lo convierte en una de las mejores opciones para ser utilizado en el exterior. Además, ofrece una gran durabilidad, manteniendo sus características como el primer día a pesar del paso del tiempo.

Gran resistencia a la climatología extrema

El microcemento para exterior también ofrece muy buenos resultados ante condiciones climatológicas extremas. Para ello, es importante sellarlo y protegerlo con barnices adecuados para que la lluvia el y calor no les afecte.

Propiedades antisépticas

Gracias a su continuidad, el microcemento para exterior cuenta con propiedades antisépticas. Esto es debido a que no permite el crecimiento de hongos, malas hierbas o bacterias.

Material antideslizante

A la hora de colocar un material en el suelo de un patio, terraza o jardín, lo que se busca es que sea antideslizante para evitar riesgos de caída cada vez que llueva o nieve. Es posible encontrarse ciertos tipos de microcementos que cuentan con esta característica y que son perfectos para utilizarlos en esas zonas exteriores que tendrán mucho tránsito de personas.

¿Dónde poder utilizar el microcemento en el exterior de la vivienda?

Microcemento para exterior: descubre la tendencia que arrasa 2

Una vez que conocemos las principales ventajas de este material, hablemos de algunos usos que se le puede dar en el exterior de la vivienda.

Suelo de microcemento

Utilizar el microcemento para el suelo exterior puede ser el uso más común. Gracias a que se puede cubrir grandes extensiones sin utilizar juntas, se evitan las típicas rendijas donde termina almacenándose la suciedad. Además, este material se encargará de aportar elegancia a la zona exterior donde se coloque. A lo comentado anteriormente, hay que sumarle su magnífica resistencia al agua y a la humedad ambiental.

Fachadas de microcemento

Al igual que ocurre con el suelo, el microcemento también se puede utilizar para las fachadas, ofreciendo la misma resistencia y durabilidad que en el suelo. Además, si las paredes y el suelo cuentan con el mismo material, se podrá conseguir una sensación de mayor amplitud.

Microcemento para el exterior de las piscinas

Las piscinas es otro de los elementos donde el microcemento funciona muy bien. Se puede utilizar para revestir las zonas exteriores, gracias a su propiedad antideslizante. Además, es un material que se adapta a cualquier espacio, por lo que se puede utilizar en cualquier tipo de piscina.

Escaleras de microcemento

La versatilidad del microcemento permite que se pueda utilizar incluso en escaleras, aunque puede suponer un mayor trabajo a la hora de aplicarlo debido a que la zona donde se aplica es más pequeña. En este caso, lo más recomendable sería utilizar un microcemento con propiedades antideslizantes. De esta forma añadiríamos un plus en seguridad a la hora de evitar posibles resbalones y caídas.

Ahora que ya conocéis las ventajas y las posibilidades de uso del microcemento para exterior, no tenéis excusa para no utilizarlo en vuestro patio, terraza o jardín. Seguro que no os arrepentiréis de ello.