Si te gustan las plantas pero no tienes mucho espacio en casa, quizá debas aprovechar esta idea tan genial de reciclar y decorar, como es el hacer un mini jardín reciclado para interior. Con pequeñas plantas que no necesitan mucha agua y que se dan bien en interiores y sin gastar ni mucho dinero ni invertir mucho esfuerzo, porque el resultado bien lo vale, pero esto es fácil de lograr ¿lo intentamos?

mini jardín reciclado
Fuente: Todo sobre reciclaje

Mini jardín reciclado para interior

Para que puedas tener en un rincón de la casa, donde se adapte bien un espacio de verdor, necesitarás para armar tu propio mini jardín reciclado para interior, suficientes envases de los más grandes de refrescos, con su tapa. Un cutter afilado para recortar los envases y un poco de tierra para sembrar  y abono, así como las semillas de lo que quieras plantar en tu pequeño jardín reciclado.

Qué te parece, es una idea genial y económica, podrás reciclar todos esos envases de refrescos que tienes en casa y convertirlos en un pequeño espacio verde para tu hogar, así que vamos a comenzar a intentar este mini jardín reciclado para interior.

Cómo hacer un mini jardín reciclado

Para que intentes en casa por ti misma, con todo lo que se necesita y un poco de tiempo, hacer un mini jardin reciclado para interior. Solamente tienes que limpiar bien los envases, recuerda escoger los más grandes así tus plantas tendrán comodidad para sus raíces. Y luego con un cutter afilado vas recortando, guíate por la imagen y mira cómo tienen hecha la abertura cada uno de estos envases que servirán como maceteros.

También te puede interesar:  Decoración de pared para un alma viajera

Cuando estén cortados tienes que colocar la tierra para sembrar, y las semillas, puedes colocarlos sobre un viejo mueble que esté bien para tu mini jardín reciclado o puedes como se ve en la imagen, hacer unas pequeñas tarimas de palets y colocarlos encima. No necesitan mucha agua y tampoco mucho sol, puedes sembrar unas violetas, o las hierbas que usas en la cocina cuando preparas alimento como perejil, por ejemplo.

El resultado es algo útil y realmente estupendo ¿no te parece?