Modelos clásicos de manteles para mesa

Hoy en día existen muchos modelos clásicos de manteles para mesa que combinan y contrastan con todo tipo de decoraciones haciéndolas resaltar. Se trata de una parte imprescindible de los blancos del hogar.

Si quieres impresionar a las visitas, o simplemente renovar un poco el comedor, debes tener listos para usar algunos de los modelos clásicos de manteles para mesa.

La elección depende totalmente de tus gustos y hay miles de diseños entre los cuales elegir, adecuados para todos los presupuestos.

Comprar uno o dos pares de manteles para mesa te permitirá vestir tu comedor con diferentes estilos y crear el ambiente perfecto para cada ocasión. No importa si se trata de un almuerzo con amigas a mitad del verano o de una cena navideña elegante: el mantel o juego de manteles adecuado hará que la experiencia sea mucho más agradable.

¿Cuáles son los modelos clásicos de manteles para mesa que debes tener en tu hogar?

Ya sea para la mesa del comedor o del antecomedor en la cocina, el mantel adecuado puede hacer toda la diferencia entre un ambiente simplón y uno lleno de personalidad y elegancia.

Manteles largos de tela: como su nombre lo indica, son los típicos manteles que cubren toda la mesa. Puedes usarlos solos o combinarlos con manteles individuales, piezas de encaje o caminos de mesa. Tú eliges. Solo asegúrate de comprar manteles adecuados a la forma y el tamaño de tu comedor.

Manteles de encaje: generalmente se combinan con un mantel de tela sólida para que ambos elementos resalten. También pueden usarse solos y lograr una decoración más romántica y vintage.

Manteles individuales: son imprescindibles para proteger la mesa de las manchas, Pueden usarse solos o en combinación con otros blancos, dependiendo de qué tan elegante sea el evento. Sea como sea, nunca es recomendable poner la vajilla directamente sobre una mesa de madera o de vidrio, porque se puede rayar.

Modelos clásicos de manteles para mesa 3

Manteles protectores: normalmente son de plástico. Pueden emular un mantel largo de tela, aunque su caída será menos estética. También puede tratarse de manteles protectores de plástico transparente que te permiten cuidar el mantel de tela que hay debajo. Son especialmente recomendables cuando hay niños en casa.

Camino de mesa: un camino de mesa es uno de los elementos decorativos más bonitos que puedes poner en tu comedor. Se pueden usar con o sin mantel debajo y también puedes colocar un florero en medio para que se vea aún más arreglada la mesa.

Modelos clásicos de manteles para mesa según la temporada del año:

Primavera: en la época del año en que la naturaleza florece en su máximo esplendor, los manteles en colores brillantes y con motivos florales son la mejor apuesta. Los motivos cuadriculados con tonos vibrantes también son muy buena elección.

Modelos clásicos de manteles para mesa 4

Verano: durante el verano, el tipo de ambiente que más se disfruta en el interior de la casa es aquel que evoca a la frescura y a la limpieza. Por eso, para esta época del año es ideal usar manteles blancos o en colores neutros claros, de preferencia con diseños geométricos sutiles o poco llamativos.

Otoño: los colores cálidos como el tono terracota y el marrón, y en general toda la gama de neutros un poco más oscuros son perfectos para cuando comienza el otoño. Los diseños con hojas o vegetación son una buena idea, pero también los patrones de cuadrícula, tipo tela escocesa.

Invierno: en la época de frío podemos recurrir a los colores más intensos como rojo quemado o verde botella, a los acabados metálicos y a los diseños más saturados y con motivos festivos, porque crean un contraste positivo a nivel emocional respecto al clima y el paisaje.

Podemos usar diseños navideños o con animales, así como texturas y tejidos intrincados. Incluso, una buena idea es combinar un mantel de tela de color sólido con un mantel de encaje, o con un camino de mesa que haga contraste.

Listo: ahora tienes una herramienta más de decoración para que tu hogar sea un sitio realmente acogedor utilizando modelos clásicos de manteles para mesa.

Ir arriba