Muebles auxiliares para separar ambientes

0
63

Debemos de tener presente que los muebles auxiliares nos proporcionan un ilimitado número de opciones para diseñar y estructurar nuestro hogar. Son prácticos y, en el mercado, los hay de diversos materiales, tamaños, formas y tonalidades.

En el momento de organizar y añadir el mobiliario del hogar con auxiliares, tendremos que analizar nuestros requerimientos personales para optar por los más adecuados. No hemos de olvidar que, en las casas de menor tamaño, se hacen más necesarios; ya que, se adaptan a cualquier espacio.

Prevalecen en la decoración del hogar como cualquier otro elemento. Nos serán útiles para mostrar objetos, acoplarse en el espacio e, incluso, dotarán a la estancia de disparidad.

Si, además, los queremos para contener otros complementos, elegiremos los aparadores o las vitrinas. Éstos son los más propicios para guardar todo el mobiliario de mesa y cristalerías, respectivamente. Por otro lado, los percheros, los zapateros o, los distribuidores de loneta, resultan adecuados cuando nos falta sitio en los armarios y tenemos la necesidad de guardar, abrigos, zapatos, ropa blanca,…

Vitrina con aparador

Como hemos comentado, la polivalencia, es una característica en sí misma para este tipo de mobiliario: un reposapiés transformable en contenedor o una mesa de centro con cajones, será muy funcional en el comedor de tamaño pequeño. Igualmente, en la habitación principal, un galán de noche con asiento incluído, o un baúl-banco, nos permitirán beneficiarnos de la estancia sin dejar a un lado nuestro bienestar o la capacidad de almacenaje.

Para obtener la máxima funcionalidad en este tipo de muebles, no dejaremos a un lado nuestra creatividad e imaginación. Así, mismo no nos asustará la idea de utilizar estas piezas para un fin distinto al que fueron concebidas. Por ejemplo: un baúl puede convertirse en una mesa de centro o, una bandeja con patas extensibles, puede transformarse en mesilla.

Dejar respuesta