La técnica del envejecido nunca ha pasado de moda. Está siempre presente y si sabes lograr el efecto de una manera auténtica, es una opción para la decoración de los muebles que pongas en tu casa. Y lo mejor es que es una manualidad muy sencilla y muy fácil de llevar a cabo. Podrás hacerla en tus ratos libres o en los fines de semana y conseguir unos acabamos muy elegantes.

Sólo tienes que buscar un mueble que quieras cambiar, quitar las capas de pintura, bien con productos químicos o lijando, y dejarlo con la superficie de madera.  Después puedes cubrirlo con una pintura especial para envejecer o con betún. El acabado es realmente fantástico y el betún de Judea, que se usa para estos casos, da un toque muy elegante. Después sólo tienes que darle un poco de brillo para que el resultado sea más espectacular.

Esta técnica queda muy bien en cómodas, mesas, estanterías o sillas. Porque si la combinas bien con el resto de decoración de la casa y la iluminación, puedes lograr un encanto muy elegante sin gastar mucho dinero. No tendrás que cambiar los muebles, solo trabajarlos un poco y lograrás renovar por completo el mobiliario de tu hogar. Y lo mejor es que gastarás muy poco dinero, porque los materiales cunden muchísimo.

Y es que esto del bricolaje, la decoración de interiores y el reciclaje juega mucho con la imaginación que tengamos. Así que, ¿por qué no sacar tu lado creativo y volver al tono antiguo con la técnica del envejecido?

También te puede interesar:  Aprovecha hasta el último hueco de tu casa