La domótica es un conjunto de sistemas que automatizan una vivienda. De esta forma, por medio de una red de comunicación, se pueden controlar fácilmente aspectos como la iluminación, el ahorro energético, la calefacción o incluso, a qué hora queremos que se abran las persianas. Aunque todavía no está muy implantado en las casas, se dice que es la solución del futuro.

Hoy en día, varias universidades y centros del mueble están trabajando en esto. ¿Te imaginas que tocando la mesita de noche pudieras encender la lámpara, o tocando el brazo del sofá pudieses desconectar el aire acondicionado? Estos muebles inteligentes están cada vez más cerca.

Las ventajas de este sistema, según lo explican los expertos, es que todo va por tecnología inalámbrica, así es que no tendrás problemas por cables, mandos y esos incordios de los aparatos eléctricos. Y es que casi sería controlarlo con la mente. ¿No te parece maravilloso? Bueno, en realidad siempre habrá contacto humano, pero mucho más sutil.

A mí esto me suena un poco a ciencia ficción, aunque la verdad es que me encantaría que existiese. Lo último que he leído está relacionado con la madera inteligente. Así, los aparatos inteligentes tendrán un aspecto mucho más elegante y no tendrás que preocuparte de combinar colores ni de tratar de esconder esos paneles que parecen sacados de Star Wars. Todo es completamente elegante y están a la última en lo que a decoración de interiores se refiere.

¿Qué te parecen este tipo de muebles? ¿Los pondrías en casa si llegara el momento?

También te puede interesar:  ¡Viva el color!