Si tienes un trabajo en el que tienes que estar muchas horas sentado y apenas puedes levantarte para estirar las piernas, posiblemente notarás que has perdido un poco la forma. Sobre todo si cuando acabas no tienes tiempo para hacer ejercicio. Seguro que más de una vez has pensado en comprarte uno de esos aparatos de gimnasia que tienen dos pedales pequeñitos y ponerlos debajo del escritorio, ¿verdad? Pues estos prácticos muebles tienen la solución para esos problemillas circulatorios.

Son una especie de bicicletas estáticas camufladas dentro de una mesa con unos sillines de madera. Así, los empleados pueden pedalear de vez en cuando haciendo ejercicio y ayudando a mejorar su salud. Y un detalle que seguro que les encanta a los empresarios: la energía del pedaleo se convierte en electricidad, así que podrían tener un pequeño ahorro en la factura de la luz cada mes. Aunque eso me da un poquito de miedo, a ver si vamos a acabar como en uno de los episodios de Black Mirror.

La idea es de WeBike y realmente, el diseño de los muebles es bastante elegante y bonito. Aunque ese sillín igual es un poco incómodo para estar todo el día sentado en él. Tal vez con un respaldar para los momentos en los que no se esté pedaleando… Lo que no sé yo es si los empleados van a querer estar ahí dale que te pego a los pedales con el uniforme de trabajo, porque ahora en verano seguro que sudaban más de la cuenta… ¿Tú lo harías?

También te puede interesar:  Rhapsody Beds: camas para dormir y jugar