Sin duda el lacado en blanco es una de las mejores opciones para el mobiliario de un cuarto infantil, se puede ir cambiando la decoración variando los colores y estampados de la colcha y demás textiles, así como el tono y decorado de las paredes, los muebles combinan con todo, el único problema es que son manchadizos, pero eso se resuelve con una pintura lavable e incluso de ser necesario se puede retocar con un poco de esmalte.

Además del acabado y la apariencia estética es importante por supuesto la funcionalidad, hay muebles específicos para los cuartos de los niños orientados hacia una utilidad concreta y otros más genéricos para usos más variados, al igual que en estancias de adultos y espacios comunes hoy en día cabe la posibilidad de optar por composiciones  modulares más versátiles y flexibles y que se adaptan mejor al espacio disponible y a las necesidades de cada caso.

mueble dormitorio infantil bellini

El de la imagen es de la firma Bellini, especializada en la decoración de cuartos infantiles desde cunas hasta cambiadores, pasando por contenedores y todo tipo de accesorios, en realidad se trata de una composición de tres piezas, cómoda con cajones, estantería y un espejo, que se pueden colocar juntos o por separado, se puede apreciar como la idea es que los adornos y complementos sean de colores eléctricos y vistosos para dar un toque de alegría.

En el cuarto de los niños hay un montón de pequeños accesorios que debemos guardar con orden, de ahí el interés de los cajones, además es importante que los muebles sean bajos para que resulten accesibles y cómodos para el niño que en realidad es quien habita el cuarto, el espejo es divertido para los más pequeños y la estantería nos permite colocar algunos adornos decorativos para dar un toque de alegría a la estancia, la idea es equilibrar lo hermoso y lo práctico.

También te puede interesar:  Originales percheros de Matthew Weatherly