Muñecos de Nieve para envolver regalos navideños

De entre todos los motivos navideños, el muñeco de nieve es todo un clásico, por lo que cada navidad suele vérselo no solo en esculturas de nieve, sino que también representado en todo tipo de adornos y accesorios navideños, y en OpenDeco, hoy incrementaremos la lista de elementos decorativos inspirados en los muñecos de nieve, pues te tenemos preparada una idea para envolver tus regalos en un divertido envoltorio que simula uno de estos muñecos.

Con esta idea podrás envolver mucho de tus regalos navideños, pero resulta especialmente conveniente para aquellos detalles que se dan a los amigos o a los niños, y queda especialmente bien para envolver barras de chocolate, botellas o frascos.

Para realizar estos paquetes, lo primero que debes hacer es envolver tu obsequio con un papel blanco, preferentemente satinado, y teniendo cuidado de dejar un lado completamente liso, que es donde realizaremos la cara del muñeco.

Ahora, un poco por encima de la mitad del obsequio, realiza un lazo con cualquier trozo de tela, para simular la bufanda del muñeco, y dividir lo que seria la cabeza del resto del cuerpo.

Lo siguientes es conseguir un gorrito de lana de bebé, o un guante viejo con los dedos atados, para aplicárselo al muñeco  a modo de gorro de abrigo.

Cuando el gorro esté dispuesto, dibuja los ojos, la nariz, la boca y colorea sus mejillas. Por debajo de la “bufanda” pega algunos botones, y ya tendrás tu envoltorio muñeco de Navidad listo.

Y si lo envuelves de una forma que pueda abrirse el obsequio sin necesidad de romper el envoltorio, el muñeco de Navidad puede utilizarse para decorar el árbol, o para colocar junto a los calcetines y los regalos.

También te puede interesar:  Decoración para Carnaval

Sin dudas se trata de una idea muy divertida, especialmente recomendable para obsequiar a los niños, pero también más de un adulto quedará sorprendido al recibir su regalo envuelto de esta forma.