No es la primera vez que hablamos de moléculas en este blog, pero sí es la primera ocasión en que os presentamos unos muebles que hacen de las moléculas su leiv motiv hasta la últimas consecuencias.

nanook

Nanook es un diseño de Philippe Bestenheider para la firma italiana Moroso, integrado por sillas y mesas individuales.

La silla Nanook está inspirada en la representación octagonal de una molécula, algo que destaca en el tapizado sobre su cuerpo metálico: una tela con la textura que recuerda el pelaje animal. Para su diseñador, la silla representa la memoria que ha dejado tras de sí un animal.

nanook-2

La mesita Nanook lleva el concepto molecular a otro escalón: cada mesa individual de acero puede ser ensamblada horizontalmente con otras mesas para crear un mueble más grande, donde las lengüetas superpuestas recrean el modelo de un copo de nieve.

El conjunto (la mesa blanca rodeada por sillas de un estridente colorido) crea un ambiente cálido, pero contenido. Frío y vida, memoria y construcción.

Web | Moroso