El negro, también para la habitación de los niños

Habitualmente, cuando pensamos en la mejor opción para decorar la habitación de los niños, lo primero que nos viene a la mente son colores alegres y animados, más de acuerdo con el mundo infantil.

Sin embargo, también es cierto que, si hay una habitación de la casa en la que se puede hacer casi de todo en lo que a decoración se refiere, porque acepta las ideas más originales y disparatadas, es sin duda la habitación de los niños. Por eso, algo que en principio puede sonar tan disparatado como pintar la habitación de los más pequeños de la casa con una de las paredes en color negro puede acabar siendo una buena opción.

De hecho, no tienes más que ver lo bien que puede quedar en la foto superior. Y es que una pared en negro, que en principio no es más que eso, en el universo de las habitaciones infantiles se puede convertir, por ejemplo, en una pizarra gigante. ¿Qué te parece la idea de pintar en color blanco, simulando tiza, algunas palabras, frases, un dibujo…? La idea puede ser de lo más original, aunque también hay que tener en cuenta, si lo que te gusta es la idea de la pizarra, que puedes encontrar pinturas y recubrimientos, o incluso vinilos, que simulan una pizarra, y sobre los que se puede escribir con tiza y borrar sin ningún tipo de problema.

Claro, que la tiza deja polvo, y eso puede ser uno de los grandes inconvenientes para poner en marcha la idea, y por lo que simular la pared con pintura de color blanco sobre el fondo negro se puede convertir en una muy buena alternativa.

También te puede interesar:  Elegir entre puertas correderas o batientes

¿Qué te ha parecido la propuesta? La verdad es que el resultado es muy original, y a la hora de decorar en colores fuertes, destaca mucho sobre el negro.

Foto de Canadian House & Home