Uno de los colores que no se suele emplear en los cuartos de los niños es el negro. Creemos que es un color poco dinámico para promover la imaginación infantil y que lo que ellos necesitan son colores muy alegres y vivos.

Estoy de acuerdo con vosotros hasta cierto punto. Ya conocéis mi punto de vista sobre realizar habitaciones que solo duren un par de años, soy más partidaría de realizar diseños a más largo plazo.

El modelo de pupitre y silla diseñada por Frederic Collette para niños de 3-10 años viene decorada en color negro, rojo y naranja. Lejos de parecer oscura y ténebre, es muy alegre y sufrida, especialmente para esa manía que tienen los niños de pintar en las mesas.

Otra de las peculiaridades son los cajones que llevan las sillas, un lugar para tener tesoros escondidos, muy práctico. Además son apilables.

En mi opinión, me gustan por donde están yendo los suecos en los diseños polifuncionales.

El precio del pupitre y la silla es de 442 €

Fuente: www.danskdesign.nu

¿Después de ver los modelos os sigues pareciendo oscuros?

Mury, un beso.

También te puede interesar:  10 decoraciones de oficinas en casa muy creativas