Hay una canción en una zarzuela que dice “hoy las ciencias adelantan que es una barbarida” y si esto esra verdad para comienzos del siglo XX que decir del siglo XXI.

Y es que ahora se puede acoplar una impresora matricial, de esas hoy ya antiguas, que imprimían los textos a base de golpear con unos martillitos empapados en tinta, que hacían un ruido espantoso, en tu rodillo de pintar las paredes.

Así que puedes elegir el motivo y ¡ala! sube y baja el rodillito para lograr la imagen.

Es increible.

Mury, un besito

 

También te puede interesar:  Panel piedra pizarra Nepal para decorar paredes