Si hasta ahora hemos hablado de pintar las paredes con colores que combinen, colocarles adhesivos con sus dibujos o pegar vinilos con aire francés, hoy vamos a hablar de los papeles pintados.

Aunque se ha vuelto a rescatar esta técnica a la hora de decorar una habitación, no había encontrado un diseño adecuado para una habitación infantil. Por ese motivo dos reconocidas marcas de papeles, han diseñado unos modelos especiales para ellos, con dibujos y formas que atraen alegría y diversión. Empezaremos por una firma francesa con nombre peculiar, Minakami.

Minakami es un estudio especializado en el diseño de textiles y papeles pintados. Sus colecciones llaman la atención con diseños llamativos de formas geométricas o totalmente manuales.

De todas sus colecciones me parecen interesantes para una habitación infantil las llamadas Animals y Mosaic. En Animals encontramos unos dibujos de animales muy grandes, con los ojos pintados de diferente color ¿Te imaginabas unos dibujos así para la habitación de un bebé? Sorprendente resultado!

La colección Mosaic cambia de tercio y experimenta con formas geométricas de colores vivos. Para conseguir uno de sus modelos para tu habitación, deberás ponerte en contacto con ellos, ya que las confeccionan a medida. Todo un lujo.

Otra firma a tener en cuenta es el estudio catalán Tres Tintas. Recientemente han sacado al mercado su nueva colección llamada Patchwall, una forma de llevar los papeles pintados un poco más allá.

Consiste en figuras infantiles construidas con piezas de papel pintado ya existentes, que combinadas con papel de fondo, dejan que el niño ponga su imaginación a volar jugando con las formas.

También te puede interesar:  Niños decoradores del hogar

Un robot, una casa o ¡una nave espacial! Lo que quieran pueden componer ellos mismos en la pared. Si quieres hacerte con alguna de sus propuestas, deberás buscar la tienda más próxima en su directorio.