Cómo decorar una oficina en casa

Hoy en día es muy común que los que trabajan lo hagan como freelance o por el sistema de telatrabajo. Si es tu caso, se te habrá planteado un problema: ¿cómo se decora una oficina en mi propio domicilio? Aunque parezca una tarea sencilla, sino tienes cuidado al elegir los espacios puedes acabar hastiado porque te costará trabajo desconectar.

En primer lugar, la zona de trabajo tiene que tener una buena iluminación. Lo ideal es que la ventana quede a la izquierda y desde ahí entre la luz, por aquello de que no debes taparte al escribir. Pero también tienes que tener en cuenta que hoy en día se trabaja con ordenadores y es necesario que no haya reflejos ni malas iluminaciones en la pantalla que podrían dañarte la vista.

Si tienes una habitación que puedas destinar a un despacho u oficina sería lo ideal, pero si no es así, puedes buscar rincones en los que colocar tu oficina. Antes ya te hemos dado algunos trucos y consejos al respecto, como escritorios que se convierten en estanterías o muebles de pared.

Un detalle importante es el orden. Además de un detalle básico para el feng shui y las energías, te ayudará a ponerte a trabajar con ganas, porque un rincón desordenado en el que primero tengas que recoger acabará con tus ganas de trabajar.

También puedes añadir algunos toques decorativos para que no sea un lugar muy soso. Algunos vinilos en la pared, fotos o incluso corchos, pueden ayudarte a dar un toque personal y también te puede valer como un rincón en el que apuntar las notas del trabajo.

También te puede interesar:  Decorar una pared con maletas