Una oficina en la cocina

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de ideas estupendas para colocar las oficinas en casa. Para los que no tienen una habitación en concreto para tener la oficina (o el despacho, o simplemente un escritorio con el ordenador para hacer tus cosas) hay alternativas geniales, con oficinas pequeñas, o simplemente con pequeñas mesas aprovechando los espacios más reducidos.

Pero hoy he encontrado una idea que sinceramente, no me había planteado hasta ahora, pero que puede ser todo un acierto. Se trata de colocar un mini oficina en la cocina, algo que puede ser genial si no tienes más espacio, o si pasas mucho tiempo en la cocina. La verdad es que no es nada convencional, y al principio tengo que reconocer que no me ha gustado mucho.

Pero después, al ver todas estas propuestas, he cambiado de opinión. Fíjate bien en la cantidad de alternativas que hay para colocar una mini oficina en la cocina de casa.

¿Qué te han parecido las propuestas? Claro, que pensándolo bien, el principal problema que veo es que hace falta que la cocina sea bastante amplia, para que la oficina, por pequeña que sea, no quede como un añadido y además, no dé la sensación de que agobia en el conjunto. Pero todavía hay otro problema: en las cocinas se suele poner grasa y aunque se limpien, es cierto que no es el lugar más adecuado de la casa para poner un ordenador y muchos papeles, ¿no te parece?

Claro, que si se trata de una cocina con las zonas muy bien separadas, amplia, y con un sistema de extracción de humos estupendo, que impida que los olores y demás se extiendan hasta la zona de la oficina, puede ser original y una forma excelente de aprovechar al máximo la cocina.

También te puede interesar:  Trucos para aprovechar el espacio en cocinas pequeñas

Fotos de Apartment Therapy