La verdad, esto sí que me ha sorprendido… Se trata de un mueble muy peculiar, para empezar, porque es una oficina que ocupa muy poco espacio. Y para continuar, porque como puedes ver, es una oficina móvil.

Sí, como suena. La puedes coger y te la puedes llevar a donde quieras. Y cuando la utilices, la desmontas. ¿Al acabar? La vuelves a recoger.

Y es que claro, pasamos tanto tiempo en la oficina y en el trabajo que al final, esto de llevar la oficina a todas partes va a ser la mejor idea, la verdad. Eso sí, lo que no me acaba de gustar es el color, un poco soso. Y aunque puede parecer que en cualquier momento se puede romper si te sientas encima, lo cierto es que es bastante estable.

Pero bueno, no se puede tener todo. ¿Te gusta la idea? Lo cierto es que cuando menos, es original.

Vía| Muuuz

También te puede interesar:  Original oficina móvil
  • murimar

    Desde luego divertida es, útil dependiendo de las circunstancias, por ejemplo si tienes tu oficina en la calle. Ahora lo que no se puede negar es que ocupa muy poco espacio.