No es la primera vez que hablamos de las oficinas en casa, que son ideales para las personas que pasan tiempo en casa trabajando. Pero claro, no siempre tenemos el espacio suficiente para poner una oficina en casa.

Por eso, te traigo una serie de ideas estupendas que te pueden venir de maravilla para poner una oficina en casa con poco espacio y que además, quede bien. Una mesa y una silla es lo único que necesitas. Opta por el blanco o el cristal para que no agobie demasiado, pero puedes dar un toque de color en la silla, por ejemplo.

Otra opción que no está nada mal es poner unas puertas que se abran y dentro, la oficina. Claro, depende del espacio que necesites, pero para un ordenador y algún que otro documento, la idea está muy bien.

La verdad es que estas mesas quedan genial y no ocupan mucho espacio, aunque lo cierto es que una de las que más me gustan es la que tiene puertas, que al abrirse deja ver una pared empapelada con estampado de flores.

Puedes aprovechar un espacio entre dos columnas para poner tu oficina, por ejemplo.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Una oficina en casa muy animada