El baño, es uno de los lugares de la casa en donde se necesita cierto orden. Toallas, colgadores para la ropa, cajones para accesorios, estantes… todo para que no exista un verdadero desorden.

Para resolver este problema, la solución está en colocar los muebles adecuados, estos nos harán ganar espacio y a la vez, decorarán nuestro baño con un estilo personal.

Si preferimos muebles de madera, hay lavabos muy bonitos combinados con este material. Uno de ellos puede ser al estilo campestre, con armario en el centro de vidriera opaca y a los lados cajones para guardar los accesorios necesarios para el aseo.

Si nuestro estilo es más moderno, las lámparas alógenas en los espejos, les dan este toque de modernidad, pues los espejos en esta clase de decoración, no suelen tener estantes, al inclinarse a las formas rectas y sencillas. El lavabo sí que permite llevar cajoneras, muy sencillas, con amplios cajones alargados, ocupando todo el largo del lavabo, muy útiles para guardar toallas o botellas de cosméticos (jabón, champús…), debido a su profundidad.

Los rústicos, suelen tener varias piezas y con combinaciones en madera. El espejo con marco de este material, lavabo de porcelana y como base de mueble, un armario de vidrio transparente para la organización de toallas o cualquier accesorio de baño. En este tipo de estilo, los cajones, suelen ser pequeños y cuadrados, en ellos, se pueden guardar cosas más pequeñas, como peines, cepillos, etc.

Si tu baño, es pequeño y tienes poco espacio para la colocación de muebles, procura en cualquiera de los estilos, elegir los que mayor número de cajones y armarios tenga.

También te puede interesar:  Tecnología y diseño en el escritorio

Fuente: mi casa revista