Ordenar los libros con un estante autoajustable

Seguramente te ha pasado que debes recurrir a un florero, una estatuilla o cualquier objeto de peso para poder mantener derecha una fila de libros, pues la realidad es que éstos parece nunca querer mantenerse parados, causando así no solo una fea impresión en la decoración de la habitación, sino que también se desaprovecha el espacio del estante, y se compromete el buen estado de conservación de los volúmenes.

Es por ello que esta repisa autoajustable constituye una genial idea para solucionar este problema, no tanto por su sofisticación, sino por la simpleza de la solución, pues, como puedes ver en la fotografía, se trata de un simple estante de madera que se sujeta a la pared, y que por uno de sus extremos posee una pared para servir de apoyo a los libros, mientras que por la base del estante se extiende un ranura, por la que corre una especie de manivela que se atornilla a un pequeño cubo, permitiendo con este mecanismo fijar la pieza en cualquier lugar de la repisa, y su finalidad es sujetar los libros contra la pared lateral, para mantenerlos derechos y ordenados. Muy creativo ¿verdad?

Y lo mejor de todo es que par nada compromete el estilo de la decoración, y fácilmente se puede aplicar este mecanismo de forma casera, pues basta con construir un estante con un soporte lateral, practicarle una ranura en todo su largo, y luego conseguir una manivela o tornillo y una pequeña pieza de madera a la que atornillarlo. Luego dispón todos los libros que quieras ordenar, recuéstalos sobre el soporte de la repisa, y finalmente ajusta tu tornillo para mantenerlos derechos.

También te puede interesar:  Anaqueles de Moustache para decorar paredes

Ahora ya no tendrás que preocuparte por el efecto dominó que se genera cuando quitas un libro de tus estantes, pues con este mecanismo autoajustable fácilmente podrás enderezar todos tus libros luego de retirar o colocar un ejemplar en la repisa.