La puerta de entrada es uno de esos espacios de la casa al que no siempre dedicamos la atención que se merece. Y es que aunque no nos lo parece, es uno de los puntos de la casa a los que se les puede sacar más partido, ya que hay diferentes alternativas que se pueden poner en marcha para darle a la puerta un papel importante en la decoración del hall o de la zona de la entrada a casa.

La idea es la siguiente: decorar la parte de la puerta de entrada que queda dentro de casa de una manera de lo más original. Se trataría de pegar un vinilo en la parte interior de la puerta, de sus mismas dimensiones, de pizarra. Así, se puede hacer por dentro el dibujo que se quiera, dándole a la puerta un aire original y muy novedoso.

¿Te gusta la idea? La verdad es que me ha parecido un detalle realmente interesante, y que le concede protagonismo y relevancia a una parte de la casa que solemos olvidar con frecuencia y que, como ves, puede dar mucho juego.

Para que destaque más, puede ser una idea muy interesante pintar la pared que rodea a la puerta en color blanco, para que el negro de la pizarra y el blanco de la tiza contrasten y el dibujo sea más evidente. En cualquier caso, la idea es de lo más original y tiene mucho estilo.

Por otra parte, otra de las cosas que me ha gustado mucho es colocar un marco en la zona de la mirilla, como enmarcándola. De estilo rococó, en dorado, plateado… Puede quedar muy bien en cualquiera de estos tonos, pero lo mejor de todo es que puedes colocarlo en tu puerta, aunque no hayas puesto en práctica la idea de la pizarra.

También te puede interesar:  Ideas para decorar tu hogar en Semana Santa

Foto de Casa Sugar