Olivier Grégoire es el creador de esta original silla, ¿qué te parece? A simple vista casi da miedo sentarse en ella, porque parece que se va a venir abajo, pero lo cierto es que es resistente. Y muy original, eso desde luego.

Se trata de una de esas piezas que se merecen el más absoluto protagonismo, ya que la mires por donde la mires tiene detalles de lo más originales. Los rincones, los laterales… toda la silla es realmente original, una de esas piezas que quedan genial convertidas en las protagonistas de una habitación.

Sus dobleces, que recuerdan en parte al típico origami, le dan un aire diferente y muy particular. Por cierto, que la silla se llama Foldchair. ¿Qué te parece?

Detrás del salto dejo unas cuantas fotos.

Vía| Muuuz