En la oficina pasamos muchas horas y hemos de personalizarla como si fuera nuestro segundo hogar. Si trabajamos con muchos compañeros, probablemente estaremos colocados por módulos, pero no por ello, hemos de privarnos de decorar nuestro espacio a nuestro gusto. El trabajo en grupo, también necesita ser personalizado, para ello puedes optar por una pizarra de corcho, en ella todos pueden poner sus notas o comunicados para el resto de compañeros, esto evita la acumulación de papeles sobre la mesa. Esta misma pizarra, puede organizarse en pequeños módulos, para que cada uno tenga su pequeño espacio cuadrado para poner sus propias cosas, por ejemplo, sus fotos familiares.

Para liberar la tensión del día a día, un buen método es un jardín Zen, estos están basados en el poder Fen Shui, este consiste en  rastrillar la aren y mover las piedras que posee este precioso detalle, liberador de tensiones. Añade más detalles en él.

Para la luz extra de la noche, por si te quedas a adelantar trabajo, hay modelos de lámparas muy bonitos y originales, dependiendo de tu exquisito gusto. Este elemento es necesario para que no te baste solo con la luz de la pantalla del ordenador.

Si utilizas algún cojín para tu asiento, elígelo fuera de lo común, los de agua son maravillosos y totalmente cómodos.

Como complementos, utiliza todo lo que te agrade, pues el lugar de trabajo se hace relajante, cuando uno está a gusto en su pequeño espacio, puedes colocar muñequitos como los que regalan en el Fast Food.

También te puede interesar:  Los colores para tu hogar según el Feng Shui (parte 2)

Fuente: tu manitas