Las sillas estén pensadas para sentarse en ellas… ¿o quizá no? La verdad es que hay montones de ideas muy originales para ponerle un punto de lo más sorprendente a la decoración de tu casa, y hoy vamos a hablar de una de ellas: la idea es convertir las sillas de tu casa, o al menos las que no utilices o que ya se hayan pasado de moda, en maceteros de lo más novedosos.

Puedes colocarlas tanto dentro de casa como en el exterior, si tienes jardín o un porche.

Hay muchas ideas diferentes, por ejemplo, puedes hacer un agujero en la parte del asiento y colocar en el interior una maceta con las flores que más te gusten. Lo ideal es que sean bastante grandes, para que tapen gran parte de la silla, aunque siempre se debe notar que hay una silla debajo de las flores.

Por aquí tienes unas cuantas ideas, a ver cuál de todas te gusta más!

Esta última silla tiene un toque campero que puede ser perfecto para colocar en una casa de campo o con un cierto toque rústico. Sin duda, la tela de saco en la zona del asiento es una alternativa estupenda y muy original.

Pero si lo que tienes es una silla vieja, a lo mejor puedes poner en práctica una idea como esta. Lo único que tienes que hacer es cortarle las patas a la silla, para después colgarla en la pared, como si se tratara de una estantería.

También te puede interesar:  Cómo decorar una habitación masculina

¿No te parece una idea de lo más práctica? Puede ser una opción estupenda para crear una estantería DIY en el porche o en la terraza. ¿Qué te parece la propuesta? No hay duda de que cualquiera de todas estas ideas puede ser una alternativa estupenda a la hora de decorar con un toque a la última y con mucha personalidad.

Fotos de Shelterness