El otro día hablábamos de una original idea para colgar tus complementos que podías hacer tú misma. Y hoy, tenemos otra idea muy original. Lo único que necesitas es un viejo rastrillo. Además, le dará un aire retro a la habitación que queda realmente bien. ¿Te gusta? Lo único que tienes que hacer es colgarlo, sin más, aunque le puedes dar primero una manita de barniz.

Desde luego, es imposible hacerlo más sencillo. Los collares y complementos se pueden colgar en los pinchos del rastrillo, y ya ves que el resultado es de lo más curioso. Si es que lo del reciclaje tiene un montón de posibilidades. Y lo mejor de todo es que es muy económico, así que nada mejor para la crisis.

Vía| Re nest

También te puede interesar:  Bricolaje: Casa para perros