En esto de la decoración, no hay normas, y algo como una tabla de planchar de metal puede dejar de serlo con una idea original como esta. Y es que simplemente pintándola con una pintura de un color llamativo, el resultado puede ser una tabla de planchar totalmente distinta.

Pero es que además, se le pueden dar usos de lo más variado, como por ejemplo, este: la tabla de planchar se convierte en una original estantería, ¿qué te parece?

Sin duda, el resultado es algo totalmente distinto, un nuevo uso para una tabla de planchar: una balda para libros. Desde luego, es una idea bastante rompedora y que puede quedar muy bien en una habitación de tu casa. Por cierto, me encanta el detalle de que todos los libros estén en el mismo tono que la tabla.

Y además, es una forma económica de hacer algo original y distinto. La verdad es que con cosas como esta o la rama convertida en perchero que veíamos ayer, cada vez me queda más claro que la imaginación es algo que nos puede hacer crear cosas muy originales y totalmente innovadoras.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decorando el árbol de Navidad