Cuando el otro día estuve en IKEA vi una mesa que no me puedo quitar de la cabeza. Porque me pareció una idea tan ingeniosa que sigo pensando en ella cada dos por tres. Y es que en un piso pequeño como el mío vendría de lujo para que pudieran venir a comer tranquilamente más invitados y no tener que estar moviendo sofás y muebles para que todos puedan sentarse.

Es la mesa Fusion, y lo mejor del modelo es que viene con cuatro sillas. Muy bien, dirás. Una mesa con cuatro sillas se encuentra en muchos sitios. Pero, ¿en cuántos sitios encuentras una mesa con cuatro sillas que al acercarlas a la mesa se acoplen como si fueran el mismo mueble? Eso es lo que más me gustó.

Como ves en la imagen, cuando se queda todo recogido, da la impresión de que es un solo bloque: la mesa. Pero en realidad, las cuatro sillas están ahí, acopladas con la mesa, por lo que no ocupan ningún espacio y además dan un toque moderno y casi futurista a la habitación. ¿No crees?

A mí me ha encantado el modelo, creo que cuando ahorre un poco – porque muy prácticos estos suecos pero algunos diseños, como éste, se escapan un poco de nuestro presupuesto – y logre conseguir los 300 euros, que es lo que vale este pack, voy a renovar los muebles de casa.

¿Conoces otros diseños parecidos en los que la silla y la mesa se integren en uno sólo? ¡Busco ideas!

También te puede interesar:  Mega sofá rinconera modular