Pájaros y abejas: cerámica exquisita

0
83

Una de las piezas más entrañables del periodo victoriano eran los Cabinet Curiosity (Armarios de la Curiosidad), unas vitrinas que servían para exponer en los salones las filiaciones naturalistas del dueño de la casa, e incluían desde fósiles hasta artefactos impulsados por vapor.

Una de las piezas más comunes en estos Armarios de la Curiosidad eran las tablas y los platones de cerámica pintados a manos con delicados motivos naturales, a imitación de los bestiarios y las obras de los naturalistas de la época.

bowl1.jpg

Si quieres un toque de esos días, con ese aire de sobriedad y candor inglés sobre el suntuoso destello de la losa cerámica, esta es tu oportunidad: hazte con uno de los diseños de Laura Zindel, una artesana londinense que ha recuperado el encanto de los dibujos a lápiz de la flora y la fauna campestres.Laura Zindel realiza bocetos de trazos realistas que una vez terminados traslada a la superficie de sus platos, fuentes y platones de cerámica en el horno, con un resultado exquisito y nostálgico.

Laura Zindel juega con los detalles minuciosos en tinta negra y sepia sobre cerámica blanca, crema o con bordes en azul. Piezas que convertirán cualquier vitrina o alacena en un Armario de la Curiosidad.

Dejar respuesta