Paneles decorativos con motivos vegetales

Probablemente te parezca raro, pero lo cierto es que muchos de los objetos decorativos que ves en las tiendas de diseño, de los cuales te quedas totalmente prendido, no son más que artesanías hechas en pequeños talleres, o en la casa del mismo artista, por lo que nada te impide que tú mismo experimentes con la fabricación de tus propios objetos decorativos.

Y como uno de los principales espacios para decorar de toda casa son las paredes, hoy veremos una idea para realizar paneles decorativos con rollos de papel higiénico.

Para ello necesitarás un panel de madera, o algo similar a un cuadro sin pintar; unos tronquillos finos y secos para simular una rama; varios rollos de papel higiénico; cartulina de colores; pegamento.

Comienza pegando los tronquillos secos sobe el panel, disponiéndolos de tal forma que simulen ser la rama de un árbol, pero ten en cuenta de dejar espacio suficiente para colocar las hojas más adelante.

Puedes hacer simplemente un panel decorativo, o toda una serie como la que puedes ver en la fotografía, para la cual queda muy bien que simules una continuidad de la rama a través de todos los paneles.

Mientras los troncos se secan y afirman bien al panel, comienza a confeccionar tus hojas, pero antes decídete en qué estilo realizarás tu panel, ya que lo puedes convertir en un cuadro primaveral, de verano u otoñal, lo cual estará determinado por los colores de las cartulinas.

En el ejemplo se han utilizado tonos otoñales, a través de naranjas, amarillos y castaños, pero tú puedes emplear los que más te gusten.

También te puede interesar:  5 sorprendentes transformaciones con chalk paint

Para confeccionar las hojas, primero debes recortar aros no muy anchos de los rollos de papel higiénico, y luego quebrarlos para que queden con la típica forma de una hoja.

Posteriormente, ve pegando estos contornos de hojas sobre las cartulinas de colores, y, cuando estén secas, comienza a recortarlas, tras lo cual tendrás unas lindas hojas con fondo de colores.

Finalmente, solo tendrás que pegar estas hojas sobre el panel, de modo tal que parezcan brotar de los tronquillos, y tratado de imitar un orden natural.

Una vez que todo esté bien firme y seco, ya podrás disponer tu panel decorativo con motivos vegetales sobre la pared de la habitación que más te guste. Y algo que puede ayudarte a darle una terminación mucho más bonita a tu bricolaje es pasarle una mano de barniz a las ramas antes de pegarlas.

Inténtalo!