El patio de mi casa es particular, se moja cuando llueve como los demás, y además es feo con avaricia y tengo las ventanas de los vecinos enfrente. Las cortinas o los visillos arreglaban la vista menos cuando a alguno de los que vivían en casa les daba por retirarlas y dejar a la vista semejante panorama.

Pensando, pensando, como podría tener las cortinas abiertas para que entrara el sol sin tener que ver el adefesio de patio ni a los vecinos.

¡Aja!, se me encendió la lucecita cuando vi los papeles autoadhesivos translúcidos en una tienda de papeles pintados, con gotas, con puntillas, cons mariposas, vidrieras como las iglesias, etc.

Cojí unos muy divertido con infinidad de triangulitos blancos en diferentes posiciones por todo el papel y lo pegué a la ventana. ¡Uf!, que alivio, el patio desapareció, los vecinos se desvanecieron y el sol entraba en el cuarto.

Era perfecto. Aguantaba la limpieza de los cristales y no se despegaba, que más podía pedir.

Hoy, existen otros modelos que no llevan pegamento, se adhieren a los cristales por electricidad estática, y los que he puesto de  momento aguantan bien.

Fuente: Chaymar

Mury, un beso

 

También te puede interesar:  Decoración de paredes con Leroy Merlin
  • mario alonso

    Me gustaria saber el precio por m2 de este material. Gracias

  • mario alonso

    hola necesito colocar en un cristal vinilo traslúcido son unos 10 ml y 1,20 de alto, quiero saber cuanto puede costar.
    Gracias