No siempre una cosa clásica tiene que acabar dando un resultado clásico. Una de las claves está en saber combinarlo de una forma novedosa y un tanto rompedora. Y eso es precisamente lo que sucede con esta original idea.

Por un lado tenemos un papel pintado de los de la pared de toda la vida, con un estampado bastante clásico. Pero la combinación con la que nos encontramos es totalmente rompedora, una idea de los diseñadores más actuales.

Se trata de combinar el papel de la pared con el tapizado de una silla que pondremos en esa misma pared, de la colcha de la cama, de una pequeña butaca… La clave está en dejar el mueble tapizado junto a la pared, para que se vea la continuidad -que es a la vez una ruptura-.

Una idea que está triunfando y que la verdad, a mí me encanta. Vamos, que ya estoy pensando dónde ponerla en casa…

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Componer un recibidor en poco espacio