Posiblemente pensar en el papel pintado de flores te recuerda a la casa de tus abuelos, o a esa habitación empapelada que cambiaste porque el aire entre retro y vintage de las paredes era más de lo que podías soportar.

Sin embargo, resulta que este tipo de estampados en papel se vuelve a poner de moda para decorar las paredes de cualquier tipo de estancia de la casa, pero sobre todo de las habitaciones y dormitorios. No hay duda de que para muchos, volver a este tipo de estampados será casi una pesadilla, pero para ver lo bien que pueden quedar, no tienes más que plantearte la decoración de otra manera.

Y es que no se trata de que llenes todas las paredes de flores, con un papel en un estampado que, realmente, puede parecer algo agobiante. La clave está, sobre todo, en utilizarlo con mesura y sin pasarte. Por ejemplo, puedes optar por colocar un papel pintado en la pared del cabecero de la cama, pero combinarlo con las paredes lisas en otro color, jugando también con los demás detalles de la habitación y con el textil de cama para completar la decoración y darle a la habitación un toque mucho más completo.

Sin duda, es una manera original de decorar el dormitorio y además, te permite combinar el toque moderno y actual con un punto retro, el del papel pintado, que bien combinado, puede ser un gran acierto.

¿Te animas?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Cómo decorar un salón según el Feng Shui