Ya estamos aquí de nuevo con el siguiente  paso de la serie de artículos de papel y pintura.

Dónde ponemos papel y dónde pintura.

Una vez decido cual es el papel que queremos, tenemos que decidir, si no lo tenemos ya decidido, dónde ponerlo. Y la decisión dependerá de el tipo de papel elegido, la cantidad de superficie donde queramos ponerlo, la relevancia que queramos darle, etc.

Por ejemplo:

Un papel de motivo grandes,rayas muy marcadas o colores muy fuertes, yo lo pondría en una sola pared a la que quiera darle mucha relevancia. Como la pared del cabecero de la cama, la pared donde se encuentra el sofá o la que se ve de frente en el comedor. El resto lo pintaria.

papel de fondo cabecero papel

Si el papel es de texturas o con pequeños motivos, puedes ampliar la zona. La zona del comedor en el salón-comedor o viceversa, o dos paredes enfrentadas en un dormitorio. El resto con pintura o pinturas.

Textura papel papel imitacion materiales

Un papel que imite a otros materiales puede funcionar como los dos anteriores. Depende del gusto y de lo que queramos destacar.

También tenemos la opción de hacer un friso que separe la zona pintada de la empapelada.

Las opciones para poner el papel son muchas, todas son imposibles de poner, seguro que a ti se te ocurre algo nuevo. Cuéntamelo, me gusta aprender cosas nuevas.

Ahora, al ataque. Te quedará precioso.

Si algo no ha quedado claro escríbeme, te responderé.

Para Decoración e interiorismo, Muri. Un beso.

También te puede interesar:  Decoración de pared muy original con letreros rústicos