El amarillo es un color que normalmente no deja indiferente a nadie, hay gente a la que le encanta y sin embargo a otros les horroriza, pero es de esos tonos que no tiene término medio, tienen propiedades muy positivas por ser un color muy vivo y luminoso, pero para algunos eso puede ser un problema puesto que puede resultar excitante en exceso e incluso en ocasiones, irritante.

amarillo-juvenil-quivir

De acuerdo con las recomendaciones generales que doctrinas como el feng shui hacen con respecto a la elección de los colores, sabemos que el amarillo es adecuado para la decoración de salones, pasillosrecibidores por su luminosidad, brillo y viveza, sin embargo, a la hora de utilizarlo en dormitorios deberemos tener la precaución de pensar a quien va dirigido el cuarto, en caso de que se trate de una persona sosegada y tranquila, los tonos vivos y cálidos como el amarillo constituyen una buena opción.

Aún con todos los conocimientos que tenemos con respecto al uso del color en la decoración, por supuesto lo más importante es confiar en el gusto de cada uno, ya que al fin y al cabo, lo importante que disfrutemos y nos sintamos felices en nuestro cuarto, por ello si un color nos agrada podemos basar en él la decoración y podemos introducirlo en el cuarto de múltiples maneras, a través de la pintura de las paredes, mediante el uso de muebles lacados o en la elección de complementos textiles y accesorios decorativos.

Hoy en día en especial en cuartos juveniles, es muy habitual el uso de muebles que combinan la madera en tonos naturales, o la melamina con aspecto de madera, con pequeños elementos lacados en color, como cajones alternados, estantes, puertas o simplemente tiradores y habitualmente podemos elegir entre un amplio muestrario de tonalidades, así pues podemos decidir que color o colores queremos para el dormitorio y además en que porcentaje o proporción de presencia.