Para los que gustan de leer en el baño

6
195

La utilización del cuarto de baño como “sala de lectura” es una curiosa realidad de la que no podemos escapar, los diseñadores de muebles, complementos y accesorios piensan en todo y por supuesto en eso también, no vamos a instalar un revistero rústico de madera en el aseo, ni uno de piel modernista marrón chocolate, pero si podemos disponer de un atril de acero multifunción que no desentone con la decoración, pues la idea no parece mala.

para leer en el baño

El elemento que vemos en la imagen de este artículo es Dustbin de Snowtone, según han manifestado sus propios diseñadores, está especialmente pensado “para aquellos a los que les gusta leer en el baño“, supongo que habrán pensado que no son pocos, por lo que su producto va dirigido a un público bastante amplio.

Se trata de un sencillo cesto con acabado en acero brillante, aséptico, neutro y muy adecuado para la decoración del baño, que en su parte superior incluye dos muescas diseñadas a propósito para  colocar en esa zona una revista y poder pasar las páginas con comodidad sin tener que sostenerla directamente en las manos.

Tal vez a algunos les parezca una extravagancia o un exceso de detalle, pero posiblemente otros lo encuentren altamente funcional, todo depende de la importancia que le de cada uno a las diferentes actividades, además es el típico accesorio ideal para regalar a alguien a quien conocemos bien y sabemos que le sacará partido ahora que se acerca la Navidad.

6 Comentarios

  1. Si te gusta leer en el baño, esto es lo que buscas…

    La utilización del cuarto de baño como “sala de lectura” es una curiosa realidad de la que no podemos escapar, los diseñadores de muebles, complementos y accesorios piensan en todo y por supuesto en eso también, no vamos a instalar un revistero…

  2. Si durante la cagado-lectura has estado demasidao tiempo apoyando los codos encima de las rodillas (para descansar los brazos) acabas con las piernas dormidas, pues no se que nervio te pillas con la bolita del codo.

    Gracias Snowtone por este maravilloso revistero.

  3. Ja! qué bueno!

    Pues ya está, otro lo pensó y lo más importante lo hizo antes que yo, esta idea la tenía desde hace tiempo atrás. Bien por los que se animaron, ahora resta ver si hay valientes que se lo compran y no esperan a que alguien se los regale.

Dejar respuesta