La humedad en las paredes, es algo muy común en casi todas las viviendas, a ello, le acompaña el mal olor que esto ocasiona. Este efecto, es causa de las filtraciones del agua. Estas filtraciones se producen por las conexiones del muro o pared antiguas que están mal hechas o que con el paso del tiempo se agrietan, esto produce el desconchamiento o la formación de hongos, algo que puede afectar directamente a los habitantes de la casa.

Para comenzar a paliar este problema, antes de nada, has de solucionar o localizar el lugar donde se produce la filtración y una vez arreglada, comenzar a reconstruir la pared estropeada, para ello, solo necesitas seguir unos sencillos pasos:

-has de secar el muro, para ello, ventila el ambiente con corriente, si no tienes esta opción, hazlo con un ventilador eléctrico o con paños absorbentes

-una vez seca,  límpiala con una escoba, un cepillo o trapo, lija el muro y aplica un producto contra los hongos y déjalo secar

-rasca con una espátula la pintura desconchada y lija el resto de la pintura que pudiera quedar hasta conseguir una verdadera limpieza en la pared

rellena las grietas con yeso y cuando esté seco líjalo hasta conseguir un mismo nivel en toda la pared

-para finalizar, aplica un sellador antihumedad (no solo a las partes afectadas, sino a toda la pared)

-a continuación, pinta la pared con brocha ancha (asegúrate de que está completamente seca), el motivo de utilizar una brocha de esta clase, es porque no absorbe mucho y se desliza mejor.

Fuente: consumer

También te puede interesar:  Ropero con una rama caída