Paredes a rayas

0
126

Hemos visto todo tipo de tendencias en cuanto a colores para las paredes, juegos con tonos opuestos, uso de cenefas, pintar una sola pared de un color más oscuro, etc.

Os vamos a dar una idea que, si bien es rompedora en su esencia, el resultado sigue siendo agradable a la vista y muy fácil de combinar con la decoración de la estancia. Nuestra idea es, pintar bandas gruesas de tonos pastel en una pared de la habitación, por ejemplo, como veis en la imagen, una banda grisácea y otra de un color rosado pálido, dejando en medio una franja blanca. El acabado será mejor si la zona rosada y la zona gris tienen el mismo ancho; pero la zona blanca puede tener el ancho que deseemos, siempre respetando las normas del equilibrio porque si alejamos mucho los colores, el resultado será diferente.

hg-chest-details.jpg

Tras pintar una pared de esta forma, la decoración puede variar a nuestro gusto. En la imagen podemos ver cómo se han resaltado los colores colocando un mueble neutro, dos lámparas idénticas frente a la franja de cada color (las lámparas son de los mismos colores), y una orquídea rosa (u otra planta, pero siempre respetando los colores). El mueble es de “The Conran Shop“, las lámparas de “Tyson” y los colores son de “Fired Earth“.

Dejar respuesta