Paredes añejas

paredes añejas

Se podría decir que ésta es una forma de decoración rústica pero en realidad se puede aplicar, a solo algunos tramos de la pared, sin que el resto de la decoración deba parecer como estas paredes añejas o rústicas. Pero ésto es solo un logrado efecto para la decoración de paredes de ladrillo o concreto, dejarlas en su color natural y no darles añadidos como brillo o acabados que las hacen lucir más cuidadas pero las alejan de esta forma natural en que se ven.

Esto le da al entorno un toque de naturalidad total, porque puedes aprovechar para dejar las paredes del pasillo o las de la entrada con apariencia desnuda y claro las demás si lo prefieres adecuarlas a un tipo de decoración distinto. Aunque toda la casa con las paredes decoradas en esta manera resulta acogedora y muy atractiva.  En el color natural que va de marrón a gris, podrás aprovechar para agregar notas de color con casi cualquier color, porque todos se ven muy bien.

Este tipo de pared como hemos mencionado cabe bien en los ambientes decorados estilo vintage o rústico porque en ambos, los muebles y el resto de la decoración suelen lucir “desgastados” aunque la decoración de estas paredes, una decoración nula por cuanto se han dejado en su acabado natural, aporta naturalidad y no tanto apariencia de mucho uso. Sino se tiene en casa pared de ladrillo para aprovechar esta decoración de paredes, y se quiere agregar un toque del estilo, podemos mandar a colocar una capa de ladrillo sobre una determinada pared, y crear el aspecto.

La segunda pared que presentamos, es una pared en concreto, en este material la pared luce gris y tosca pero atractiva con el agregado de la decoración en que la coloques como en el entorno de esta cocina, y los elementos coloridos ponen un toque travieso en la misma. No necesita acabado alguno y se ve muy natural, no tanto añeja pero si muy natural. ¿Te gustaría decorar paredes en casa en esta manera?

También te puede interesar:  Cómo conseguir un buen alicatado

paredes añejas