Lino

Un nuevo efecto para tus paredes, el efecto lino.

Necesitamos un color claro de fondo, y un color más oscuro para crear el efecto del hilado del lino.

Para la segunda capa, se ha de mezclar la pintura con un barniz transparente al agua, tambien conocido como glaze.

Tras haber dejado secar la primera mano de pintura o si ya la teníamos pintada y está en buenas condiciones podemos pasar al efecto lino o de hilado.

Necesitaremos una brocha con los pelos algo separados, si no la encuentras puedes hacerla tu, recortando los pelos a distancias equidistantes.

  • Pinta con el rodillo más o menos un metro cuadrado, y luego da pasadas con el pincel; primero en vertical y después en horizontal, creando la retícula característica del lino.
  • Después pinta otro metro y procura superponer las pasadas de la brocha.
  • Así, una y otra vez hasta acabar con la pared a decorar.

Un besoto, Mury

También te puede interesar:  Decorar con amarillo y gris