Paredes con humedad, consejos para pintarlas

La humedad en las paredes es un problema que no debemos dejar pasar, en otras oportunidades nos hemos referido a los tratamiento que se deberán realizar para que vuelvan a lucir limpias y secas. Hoy nos referiremos a las medidas que deberás tomar a la hora de pintar una pared con humedad.

Se busca alcanzar una efectividad óptima y así no tener que preocuparse por la aparición de futuras manchas. Antes de comenzar a pintarlas será necesario saber cual es la causa que las provoca. Existen diferentes tipos de humedad, entre ellas la que aparece por infiltración, condensación y capilaridad. Pero lo cierto es que pueden aparecer por miles de causas más.

paredes con humedad

En el caso de que se trata de una humedad por filtración puede suceder que exista un escape en las tuberías. En estos casos será imprescindible reparar la avería. Cuando el problema este resuelto se deberá dejar pasar un tiempo para que la pared seque por completo. En ese momento estará lista para ser pintada.

También puede suceder que la humedad aparezca por la entrada del agua desde el exterior, en este caso será necesario impermeabilizar las paredes usando pintura bituminosa, la cual creará una barrera protectora contra la humedad y así impedir infiltraciones.

En muchos casos las manchas de humedad aparecen por la condensación del vapor del agua. Esto sucede en ambientes fríos con poco ingreso de sol y un alto porcentaje de humedad en el ambiente. En este caso se deberá remover la mancha y después pintar la pared, de esta manera se alcanzará un buen resultado.

También te puede interesar:  Acabado de mármol para tus paredes

Antes de aplicar la pintura se deberá verificar si la mancha de humedad está seca o no. Cuando la mancha ya este seca y no tenga moho se podrá aplicar una pintura de calidad que sea antihumedad. La misma se podrá adquirir en tiendas especializadas.

Si la mancha de humedad no se ha ido o tiene moho deberemos eliminarla se podrá usar una lejía diluida en agua y aplicarla sobre la mancha o aplicar agua oxigenada con un trapo para quitar los hongos. Al finalizar enjuaga bien y deja que la pared tome aire para evitar las paredes con humedad.