Supongo que si nos preguntaran como queremos que sean nuestras paredes diríamos, de cuento, claro, para nosotros, los adultos, significa la escena ideal, esa de la que nunca nos cansaríamos de ver y que cada día que pasara nos gustarías más y más.

Para un niño, sin embargo, una pared de cuento, es eso, un cuento en la pared.

Para la empresa “Paredes de cuento”, es además hacer realidad los sueños de los niños e indisolublemente de los padres.

Sus creativos,  expertos en murales e ilustradores de cuentos y otros trabajos están preparados para recrear  tus deseos y hacerte feliz.


Supongo, que en un momento dado no solo decoraran el cuarto del niño sino que podrían realizar para ti, un mural o un trampantojo deseado.

Algunas muestras de su trabajo, para que se te caiga la baba.


Fuente: paredes de cuentos

Un besito, Mury

También te puede interesar:  Consejos para poder aplicar muebles en línea (Parte II)