En muchas casas antiguas las casas continúan teniendo sus paredes de yeso, una forma de construir muy frecuente en otras épocas. En el artículo de hoy te daremos algunos consejos que puedes tener presente a la hora de pintarlas y darle un nuevo estilo.

Antes de comenzar a pintar estas paredes recuerda que deberás alisarlas y tapar las grietas si es que existen. Ayúdate de un cincel para retocar la pared, también podrás usar una espátula y después usa el yeso o barro premezclado para arreglar las imperfecciones.

Paredes de yeso
Fuente: Antonio Marin

Si es necesario vuelve a rellenar las grietas y los agujeros hasta que ya no se vean y la pared quede totalmente lisa, ayúdate con un papel de lija o una lijadora. Si bien es un trabajo que necesita tiempo y paciencia los resultados serán muy buenos.

Después del lijado limpia muy bien la habitación, para hacerlo en profundidad usa un paño húmedo para evitar que el polvo vuele por el ambiente, piensa que el polvo de yeso suele ser muy fino. Es fundamental que realices esta limpieza ya que el polvo del yeso tiene a volar y podrá quedar adherido a las paredes.

Coloca algún material para la imprimación a los ladrillos, gracias a este material se podrá sellar las áreas desteñidas del yeso a causa del óxido, si no se coloca este material podrán aparecer manchas después de pintar la pared.

Con la ayuda de un pincel delimita las zonas donde vas a pintar, eso es necesario para crear líneas rectas en los enchufes, ventanas y techos. Luego, con un rodillo aplica la pintura sobre las paredes de yeso, deberás hacerlo siempre en el mismo sentido y sin presionar demasiado el rodillo para que la pintura no se corra. Lo ideal sería que comiences por una esquina y vayas repitiendo el movimiento hasta llegar al otro lado.

También te puede interesar:  Cómo disimular los defectos de tu pared

Deja secar la pintura para darle una segunda mano y conseguir un acabado perfecto. Ten en cuenta que si elegiste un tono claro y la pared ya tenia uno oscuro necesitaras darle al menos dos capas mas, así el tono oscuro llegará a desaparecer totalmente.

Compartir
Artículo anteriorDos cabeceros rústicos para dormitorio
Artículo siguienteCómo desmontar palets
Mi nombre es Leticia del Pino. Soy Licenciada en Publicidad y trabajo como Editora de Contenido desde hace varios años. En este blog podrás encontrar mucha información acerca de cómo decorar correctamente las tus estancias. Verás como el desafío de obtener buenos resultados no es tan complicado como parece