La decoración de las habitaciones infantiles no sólo tiene que ser bonita sino que también debe ser relajante pero al mismo tiempo estimulante. Es decir en la decoración del dormitorio infantil tendrán que haber elementos que estimulen al pequeño para aprender, divertirse y estimular su imaginación, así que ¿qué mejor que hacerlo con paredes divertidas?

Para aprovechar la estancia al máximo y poder tener dividida la habitación con éxito en la zona de descanso, la de juegos y la del estudio, puedes potenciar su creatividad con unas estupendas paredes divertidas, que además de interesantes y estimulantes les sirva para algo y puedan ser al mismo tiempo de todo lo mencionado…funcionales y prácticas. ¿Será mucho pedir? ¡Para nada!

Para crear unas paredes divertidas se tendrá que tener en cuenta que será una extensión de la diversión de los pequeños, pero no me refiero a que los niños hagan lo que quieran con las paredes y que no respeten la decoración… ¡ni mucho menos! Sólo tendrás que preparar las paredes para que puedan divertirse con ellas.

vinilo pizarra
Fuente: dressandsmile.blogspot.com

La primera idea estupenda es crear un rocódromo en la pared, además de ser una idea estupenda los niños y niñas se lo pasarán en grande y estoy segura y convencida que se pasarán horas y horas en su habitación divirtiéndose ¡y los amigos estarán deseando pasar un buen rato en tu casa!

También puedes optar por pintar un trozo de pared, la pared entera con pintura de pizarra o si no quieres hacerlo en la pared puedes comprar una pizarra y colgarla en la pared o un vinilo decorativo con pizarra para que tus hijos puedan además de pintar y escribir lo que quieran potenciando una divertida lecto escritura, también podrán divertirse con divertidos dibujos.

También te puede interesar:  Ideas para decorar una fiesta infantil

¿Qué te parecen estas dos estupendas ideas para crear unas paredes divertidas para tus hijos? ¡Seguro que les encantará!