¿Estás pensando en pintar las paredes de tu casa? La verdad es que una buena mano de pintura de un color diferente al que solemos tener puede hacer que una habitación cambie totalmente.

Claro, que para que el cambio sea notable, hay que arriesgarse un poco. Hace días que vengo dándole vueltas a la idea de pintar las paredes en azul. Pero no me refiero al azul clarito, sino al oscuro, sin llegar a ser marino, como el de las fotos.

Y la verdad es que me gusta mucho como queda. Claro, que es un poco arriesgado, aunque como ves, el resultado es estupendo.

Eso sí, para que no agobie demasiado, es importante que haya luz en la habitación, o que sea espaciosa (o con los techos altos). Una de las cosas que puedes hacer para aumentar la sensación de espacio es decorar con cuadros o detalles en blanco.

Incluso estaría bien pintar las puertas en blanco, los marcos de las ventanas… Te dejo unas fotos para que veas ideas.

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Y ahora, paredes vintage