Lo cierto es que a la hora de decorar, hay muchas posibilidades. Y es que la decoración es un mundo de lo más interesante, en el que también tienen cabida las tendencias y la moda. Por eso, no podemos dejar de lado que apostar por el color es una tendencia muy a la última en decoración.

Está claro que decorar apostando por el color es algo que, en ocasiones, puede resultar arriesgado, puesto que siempre se corre el riesgo de acabar cansándonos de un color fuerte, pero también es cierto que es un apuesta muy original y que puede funcionar muy bien a la hora de ponerle un toque diferente a la casa.

Ya hablábamos en artículos anteriores de que el color verde es uno de los tonos más de moda, y dábamos algunos ejemplos de cómo decorar en verde.

Pero hoy, la propuesta es mucho más concreta: pintar una pared en color verde (o todas las de una estancia) puede ayudar a poner ese toque original y diferente a cualquier habitación. Está claro que la idea puede funcionar muy bien, como puedes ver en estas ideas.

Por ejemplo, combinando el verde, que se trata de un verde muy fuerte, casi un verde flúor, con un póster en tonos muy alegres y animados en la pared. Pero además, también es posible combinar este verde con la madera, colocando una cómoda en madera en una pared verde.

También puede quedar muy bien combinándolo con detalles originales e infantiles, en la habitación de los niños, una estancia en la que un color así puede ser un acierto absoluto.

También te puede interesar:  Delicious, gama de armarios con aire industrial de Mathieu Lehanneur

Desde luego, no se puede negar que se trata de una apuesta muy arriesgada, que puede ser todo un acierto para decorar en una estancia con mucha fuerza y un toque totalmente diferente.

Fotos de Apartment Therapy