No hay duda de que la madera es un material muy acertado para decorar espacios. Los suelos de madera son algo bastante habitual, pero lo que no está tan visto es la idea de forrar las paredes también con madera. Se trata de un detalle con estilo y personalidad, que puede darle un aire acogedor y muy cálido a cualquier estancia.

Además, una de las grandes ventajas de esta idea es que hay opciones muy diferentes para darle tu toque personal y con estilo a cualquier estancia. Por ejemplo, hoy vamos a hablar de una alternativa que puede quedar genial a la hora de decorar una habitación de la casa.

Se trata de forrar la pared en madera, pero en tres colores diferentes, desde el más claro al más oscuro, aunque se puede optar por introducir algún otro tono, como el marrón cereza, o un tono tirando más a anaranjado.

La idea es ir alternando tablas, todas en el mismo grosor, pero de colores diferentes. Es una idea perfecta para ponerle personalidad y estilo a una habitación con madera, para que tenga un punto más moderno y actual, en lugar de un aire excesivamente clásico, un peligro que se corre al forrar en madera toda una pared, sobre todo cuando el suelo también es de madera.

Además, la combinación con tonos más claros da más luz y agobia menos, una idea muy a tener en cuenta, sobre todo a la hora de decorar habitaciones y espacios en los que no sobra mucho espacio y que no tienen demasiado luz.

También te puede interesar:  Una cocina al estilo de Friends

¿Qué te parece la propuesta? Sin duda, es una manera diferente y con personalidad de convertir a la madera en la protagonista de la decoración de tu casa, con estilo y mucha personalidad.

Foto de Apartment Therapy