Desde hace años estamos viendo en muchas publicaciones sobre decoración paredes llenas de cuadros y fotografías que parecen amontonados y colgados al tuntún, sin ningún orden ni criterio de colocación…pero no es así.

Están totalmente de moda vestir alguna de las paredes de nuestro hogar como si fuera una galería de arte, como si formara parte de un museo y hacerlo puede parecer fácil, pero realmente hay varios secretos, trucos y consejos para que este orden-sin-orden quede armonioso.

Aquí van esos pequeños consejos para lograr diseñar nuestra pequeña galería de arte en casa:

1-. Delimita la zona donde vas a colocar todos los cuadros con una figura geométrica: Después de elegir la pared donde vas a colocar la galería de cuadros, delimita la zona (marco) imaginario que contendrá todos los cuadros para poder distribuirlos bien y evitar que los cuadros más pequeños queden en la parte exterior para evitar la sensación de “descolgamiento” del conjunto (a no ser que los cuadros pequeños mayoría frente a los grandes)

2-. Si la pared y la zona elegida para los cuadros es muy grande, coloca entre los cuadros algún elemento decorativo diferente como podría ser un espejo, una pequeña estantería o cualquier elemento que rompa la “monotonía” de los cuadros.

3-. Si puedes, elige colores para marcos, pared y cuadros o fotografía que combinen entre ellos para evitar grandes contrastes.

¿Sabéis algún truco o consejo más para montar este tipo de mural?

Aquí os dejo unas cuentas fotografías de este tipo de galería de arte caseras para que os podáis inspirar:

Fuente | Apartment Therapy

También te puede interesar:  Colección de Ikea para este 2011